Las navidades están a la vuelta de la esquina y como cada año, ¿Cena de empresa a la vista? Tranquila si te angustia el no saber qué ponerte, porque desde Quémepongo queremos facilitarte algunos consejos de estilo que podrás poner en práctica a la hora de elegir el estilismo.

Es importante tener en cuenta el estilo de empresa, así como la hora y el lugar del evento. No es lo mismo una comida que una cena, ni un restaurante sofisticado que uno más informal. Por tanto, a lo primero que deber prestar atención es dónde será la celebración.



El estilo del restaurante también incidirá en el nivel de elegancia. Si es una cena en un lugar informal puedes optar por prendas más casuals y desenfadadas, pero si la cena es en un hotel, deberás optar por un estilismo más sofisticado y formal.

Otro factor importante a tener en cuenta es que estás con tus compañeros de trabajo, jefes y directivos por tanto no debes descuidar tu imagen y conservar tu elegancia, tu  sofisticación y tu reputación. Por ello, debes evitar elegir prendas demasiado ceñidas, muy sexys, con excesivas transparencias, lentejuelas, brillos… Evita los escotes muy pronunciados y las faldas o vestidos excesivamente cortos.

Si quieres una apuesta segura, confía en el llamado Little black Dress o vestido negro. Es un clásico del fondo de armario y es perfecto para esas ocasiones en las que no sabes qué ponerte. Combínalo con unos zapatos de salón con un tacón moderado y complementa el estilismo con unos accesorios más extravagantes.



Los básicos como un camisa blanca o un pantalón negro, son perfectos para estas citas. Aportan ese toque de elegancia necesario y si juegas con los complementos adecuados pondrás tu toque personal sin renunciar a tu estilo.

¿Te animas a poner en práctica estos consejos de estilismo para la cena de empresa? Elige bien y recuerda que menos es más. Si necesita ayuda pídenos un asesoramiento o bien haznos llegar tus dudas a través de Facebook, Twitter y ahora también Instagram.

Fuente imagen: anyexcuseisgood.blogspot

categoría